Tiempo de vacaciones significa tiempo de piscina

Ya sea estando de viaje o en casa, todo el mundo disfruta de las temperaturas veraniegas y de un baño refrescante en la piscina. Pero el entusiasmo pronto desaparece cuando la temperatura del agua no es la que esperábamos.

Mientras que en pleno verano con un poco de suerte el agua de una piscina al aire libre consigue la temperatura perfecta al cabo de poco rato, el resto del año al agua le faltan algunos grados para alcanzar una temperatura agradable. Especialmente cuando empieza a hacer un poco de calor y cuando está llegando el frío la piscina exterior sin calefacción solo es apta para los nadadores más valientes.

Y esta es precisamente la cuestión. A menudo nos preguntan cuál sería en este caso un sistema de calefacción moderno, económico, eficiente y adecuado.

Los sistemas de calefacción convencionales de gas, aceite o electricidad ya no cumplen los exigentes requisitos en durabilidad y eficiencia de un sistema con alto rendimiento. Los costes de calefacción de una piscina privada por temporada se sitúan entre los 500 y los 2.000 € en función de sus dimensiones. Y este despilfarro se incrementa a causa del conducto de la chimenea en el caso de las grandes piscinas comunitarias y en hoteles, en que esta cifra oscila entre los 5.000 y los 50.000 € al año. Si multiplicamos estas cifras por diez años de funcionamiento, a cualquiera se le quintan las ganas de hacer cálculos.

La instalación de bombas de calor también parece en teoría una solución brillante. No obstante, en ese caso se suele olvidar que estas fabulosas máquinas también conllevan un gasto energético considerable. Además, este tipo de aparatos más que bombas son máquinas con un sinnúmero de piezas y ensamblajes. Muchos se han preguntado al final del año qué cantidad de energía y qué coste extra ha supuesto su funcionamiento. Tampoco es que el jardín sea más bonito con esa gran caja en medio y a muchas personas les molesta el ruido constante que hace. Otro aspecto que perjudica el bolsillo es el mantenimiento periódico que requiere este complejo aparato, y no es nada raro que al cabo de poco de estrenar la máquina, esta ya sufra alguna avería.

La energía solar térmica obtenida por medio de absorbedores solares es un sistema avanzado de calefacción de piscinas, en el que la oferta (el sol) y la demanda (ganas de refrescarse) encuentran el equilibrio a la perfección. Cada metro cuadrado de panel solar –de diseño sencillo y funcionamiento silencioso– acumula sin cesar miles de vatios-hora que transmiten al agua de la piscina en forma de calor sin que haya intercambiador térmico de por medio que pierda calor. Precisamente gracias a la sencillez del diseño de la instalación, esta tiene una vida útil muy duradera con la máxima seguridad en su funcionamiento. ¡Un colector tan bien instalado puede calentar agua hasta +30ºC de forma invisible y sin costes durante décadas! Y además, ¡el calentamiento del agua se produce durante su circulación, sin estancarla! Sin duda la instalación a partir de tubos de SOLAR-RIPP ®, premiada en varias ocasiones, es una buena recomendación para la calefacción de piscinas. El envío es inmediato y se trata de un producto de bajo coste por el que solo tendrá que pagar una vez en la vida. Se amortiza en pocos años, ya que utiliza una fuente de energía infinita y no contaminante (el sol) que –no se preocupe– ¡no le va a mandar ninguna factura!

A continuación le hacemos seis recomendaciones SOLAR-RIPP ® exclusivas para usted para que pueda disfrutar de un buen descanso en una piscina calentada con energía solar:

- Piscina municipal de Hornburg (Relax en Nordharz, en Baja Sajonia),

- Piscina al aire libre de Borgholzhausen (Excursión por el bosque de Teutoburgo en Renanania del Norte-Westfalia),

- Piscina de Bosenheim (Vacaciones en Nahetal con vistas a los viñedos de la zona en Renania Palatinado),

- Piscina al aire libre de Reichelsheim (Disfrutar del aire fresco en una ruta de montaña del parque natural en Odenwald, Hesse),

- Playa Park Club, Corralejo, (en la isla de origen volcánico de Fuerteventura),

- Finca Mas de Laval (Tranquilidad y relax en la Provenza).